La XVIII FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO en COSTA RICA

XVIII Feria Internacional del Libro en Costa Rica 2016

Luis Bernal Montes de Oca Figueroa, Presidente Cámara Costarricense del Libro

Bienvenidos a la XVIII Feria Internacional del Libro en Costa Rica 2017.


La Feria se ha convertido en un importante espacio para que el público interactúe con productores, comercializadores, creadores, profesionales relacionados con el libro y la lectura y muy especialmente con los autores.


En esta feria, que ha sido organizada por segmentos particulares, además incluye múltiples actividades culturales, como recitales, presentaciones de autores y sus libros, charlas, mesas redondas, espectáculos musicales, seminarios, programas de capacitación, visitas escolares y colegiales, cuya programación tienen ustedes en sus manos.


Todas estas actividades están organizadas alrededor de objetivos fundamentales: fomentar los hábitos de lectura, promover la expresión de la identidad y diversidad culturales, por su importancia para el desarrollo autónomo de nuestra sociedad e incentivar el intercambio editorial desde y hacia nuestro país, hacia la región centroamericana, latinoamericana y el mundo.


Esto es producto de un largocamino que iniciaron varios educadores costarricenses en 1954, con la primera feria del Libro, en 1978 se funda la Asociación Cámara Costarricense del Libro, en 1966 el ministro de Cultura nos abre este espacio para realizar la Feria Internacional del Libro en Costa Rica en 1997. Luego de muchos años y de dificultades, hoy llegamos a esta XVII Feria Internacional del Libro en Costa Rica, en la que, por segunda vez, el Ministerio de Cultura y Juventud y la Asociación Cámara Costarricense del Libro nos asociamos como coproductores y esta relación hace posible que en una acción dinamizadora, la feria pueda ser visitada por todos en forma gratuita como evento cultural que sirve para reunir a los y las amantes de la lectura con sus creadores y gestores en beneficio de todos. “





Sylvie Durán Salvatierra, Ministra de Cultura y Juventud

“He aprendido a mirar de una manera más viva / como si mis abuelos por mi sangre miraran; / como si los futuros habitantes / alzaran mis pestañas”.Fragmento de Profundidad, de Jorge Debravo


Saludamos una nueva edición de la Feria Internacional del Libro que articula cada vez más al sector profesional y al Estado, a través de las dos instituciones que la co-producimos – Cámara del Libro y Ministerio de Cultura y Juventud– y del interés y la participación creciente de grupos, empresas y agentes diversos del mundo literario y editorial. En este aniversario de la Feria, volvemos a celebrar el paso del tiempo como potencial de conciencia y aprendizaje colectivo en los que cada generación procesa, restituye, atesora, traslada y renueva sus hitos y sentidos.


De ahí que sea tan buena ocasión para conmemorar el 50 aniversario de la muerte de nuestro siempre joven y turrialbeño Jorge Debravo mientras a la vez, disfrutamos de la panorámica de más de 40 años de literatura iberoamericana en la exposición “Objetivo Mordzinsky”. O que señalemos los 90 años del nacimiento de “Gabo” a la par de la reciente pérdida de Carmen Naranjo y su legado para nuestras y nuestros jóvenes. Que retomemos a Carmen Lyra, a sus 130 años de nacida y ya Benemérita de la Patria, con la versión animada y digital del Tío Conejo. Que festejamos a editoriales privadas y públicas y a una librería pionera por su aporte a la bibliodiversidad y el conocimiento, mientras abrimos espacio a los pujantes agentes que surgen durante la última década en unambiente que exige respuestas innovadoras. Todos estos hitos son parte de un ecosistema que debemos fortalecer como tal si queremos ver crecer nuestro medio. La Feria cumple, en ese contexto, con un papel vital como espacio de encuentro natural y herramienta para el acceso, la creación de audiencias y prácticas lectoras, la sosteniblidad de los agentes. Durante las tres ediciones que hemos acompañado, hemos procurado esa conectividad en lo que es un camino en construcción. Esperamos que se sostenga con salud y convicción.


Los invitamos así, a recorrer nuestra Feria, recordando el papel protagónico de nuestros visitantes como socios y la motivación de este esfuerzo. Disfrutemos de la riqueza de nuestra oferta cultural y del ejercicio de nuestros derechos cuestionando, demandando y, sobre todo, proponiendo con sentido de corresponsabilidad.